Este blog se creó, allá por Noviembre de 2010, con el propósito de comunicar la experiencia del juego 'Batallas de Poniente'.
Ahora, en su 2ª Época, tratará de diversos wargames o juegos de mesa que requieran de un TABLERO DE BATALLA entre oponentes.
Este blog se realiza y actualiza de forma altruista y sin ánimo de lucro. Todos los nombres e imágenes que aparezcan en él previamente publicados y con derechos de autor se emplean con el único fin de narrar la experiencia relacionada con los juegos mencionados así como para ambientar el relato de lo ocurrido en esas partidas.




21 nov. 2010

BATALLA EN EL FORCA VERDE

En este escenario es necesario hacerse con cuatro posiciones estratégicas antes de que finalice la 5ª ronda de juego: hay que tomar en posesión los hexágonos donde hay fichas. Algunas fichas tienen un dibujo verde y otras un dibujo rojo. Las de color verde son los lugares estratégicos reales y las de color rojo son señuelos. El bando Lannister desconoce donde está cada una de estas fichas, pero los Stark sí lo saben, pues han sido ellos quienes han colocado las fichas antes del comienzo de la batalla.
Desde lo alto de la colina el paisaje es grandioso. La llanura se extiende casi hasta el infinito y si no fuera por el sonido hueco y lejano de las tropas enemigas alcanzando posiciones, nadie diría que este lugar será un lugar de desolación y desgracia. Bandadas de grajos levantan el vuelo graznando, espantados por las tropas Lannister en su avance. 
Las tácticas de batalla se verán influidas por las posiciones de las tropas. Mientras que los Lannister forman tres grupos bien diferenciados, los Stark completan una línea de batalla muy definida. ¿Cuál será la táctica adecuada?
La táctica que esgrime nuestro señor Karstark es siempre la misma para nosotros, los arqueros. Ocupar posiciones elevadas en retaguardia para, más tarde, según el progreso de la batalla lanzarnos cuesta abajo a flanquear al enemigo o seguir lanzando proyectiles para debilitarlo. 
Las tres unidades de caballería Lannister en su flanco derecho, dispuestas a cargar ante el mínimo error del enemigo.
La caballería enemiga se sitúa frente a nuestro flanco izquierdo, mientras que la Guardia Lannisport y la infantería pesada se encuentran en nuestro flanco derecho y en el centro. Forman tres grupos bien diferenciados, mientras que nuestras tropas se alinean uniformemente de izquierda a derecha. Lanzamos nuestras flechas que, como un nutrido enjambre, caen sobre las formaciones enemigas. Las tropas del león avanzan de manera magistral hasta quedar casi alineadas frente a las nuestras. Cierta descoordinación entre nuestros comandantes hace que nuestros hombres dejen de estar cohesionadas, perdiendo su condición de leal. 
En el centro se encuentra Kevan Lannister comandando tropas de piqueros e infantería pesada. En el flanco izquierdo se encuentra Adamn Marbrand con tres unidades de caballería.
La caballería Lannister comandada por Adamn Marbrand, se lanza precipitadamente contra nuestro flanco izquierdo, tratando de dañarnos ahora que las unidades han perdido su cohesión. De toda la batalla es quizás el momento crucial. De todos es conocida la ferocidad y determinación del Comandante del León. La apuesta es arriesgada. Si la gana habremos recibido un castigo muy duro, casi irreparable, al comienzo de la batalla. Como un relámpago en la noche nuestro señor Roob Stark reacciona lanzando a las Huestes de Guerra del Norte y a su propia caballería contra Adamn Marbrand. El choque de tropas es brutal. Ruedan caballos y hombres en la pradera. La sangre, en regueros, se acumula haciendo charcos que el sol hace brillar, mientras los gritos de ferocidad y pánico nos sobrecogen.
La caballería del león, el flanco derecho, carga contra las tropas Stark. Si el ataque debilita el flanco Stark, la batalla casi estará ganada. Claro que, si sale mal, ocurrirá lo contrario.
Las tropas del centro y de nuestro flanco apenas si han participado en la batalla. Es allí, al otro extremo de nuestra colina, en el flanco izquierdo donde los hombres mueren y matan. Finalmente, la caballería Lannister, diezmada, es rechazada y se retira desperdigada por la llanura. Gregor Clegane, 'La Montaña', ha cargado contra nuestras Huestes de Guerra del Norte. Nuestras flechas y hachas, hoy, son una pesadilla para la Guardia Lannister. Es en el centro de la línea donde Kevan Lannister mantiene sus posiciones y conforma una línea de ataque peligrosa.
La carga de la caballería ha resultado infructuosa. Se retiran muy debilitados. La unidad de Adamn Marbrand ha quedado diezmada y, ahora, el comandante está solo en el campo de batalla.
Adamn Marbrand es capturado. Pronto la noticia recorre el campo de batalla, esto redobla nuestras fuerzas, saber que el enemigo se retira, saber que el feroz Comandante enemigo ha sido capturado, saber que hoy la muerte es la fiel compañera del león, nos estimula. Pronto nuestra línea es recuperada y avanzamos ordenadamente contra el enemigo.
Con el flanco derecho destruido, la línea Lannister se debilita. Los jinetes de Invernalia envuelven a las tropas de Kevan Lannister desordenando la fila de ataque. El ejército del León se debilita, los hombres corren en retirada ante el empuje de nuestras feroces tropas.

Nótese como Adamn Marbrand ya no está en el tablero de juego. Además los jinetes de invernalia han sobrepasado por el flanco izquierdo Lannister  la línea de defensa enemiga. 

En la derecha de la imagen se puede observar a los jinetes de invernalia de Robb Stark dispuestos a seguir sembrando el terror en las tropas de Kevan Lannister, después de aniquilar al enemigo en su flanco derecho.
 Finaliza la Batalla. Los hombres levantan los brazos, levantan las armas y cierran los ojos. Los hombres gritan con furia, gritan el miedo de la Batalla, la rabia y la impotencia de haber visto caer a los compañeros. Los hombres gritan hasta caer arrodillados, hasta llevarse las manos a la cara, hasta gemir de pura fatiga. Los hombres, con los rostros y los cuerpos arañados, ensangrentados, sucios de barro, empapados de sudor, con los ropajes hechos jirones, levantan a los heridos, rematan a los caballos que fueron heridos en la batalla y se reagrupan. Tras las colinas acamparemos y descansaremos hasta el día de mañana. Al otro lado de las montañas mi memoria se nutre de miedo, de la podredumbre que acompaña a la muerte.
Las cuatro fichas de la derecha son las que había en el tablero boca abajo (se colocan 13 fichas en total). Al conseguir cuatro con la insignia verde, fichas que representan lugares estratégicos, se gana la batalla. La insignia roja representa un lugar de señuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario