Este blog se creó, allá por Noviembre de 2010, con el propósito de comunicar la experiencia del juego 'Batallas de Poniente'.
Ahora, en su 2ª Época, tratará de diversos wargames o juegos de mesa que requieran de un TABLERO DE BATALLA entre oponentes.
Este blog se realiza y actualiza de forma altruista y sin ánimo de lucro. Todos los nombres e imágenes que aparezcan en él previamente publicados y con derechos de autor se emplean con el único fin de narrar la experiencia relacionada con los juegos mencionados así como para ambientar el relato de lo ocurrido en esas partidas.




8 dic. 2010

CÓDICE SOBRE UNA CAMPAÑA MILITAR EN LOS REINOS DE PONIENTE

Entre los papeles y libros viejos que he encontrado dentro de, cómo no, un viejo baúl, había este escrito... (así, más o menos, empezaba mi abuelita los cuentos para que estuviéramos atentos... que tiempos aquellos)

SE DETECTA UN POLTERGEIST (se escribirá así?) EN LA PORTADA DEL CÓDICE , QUE EN TEORÍA DEBE SER DE LA ÉPOCA DE MARICASTAÑA... ATENCIÓN... EL CÓDICE TIENE FECHA DE 2011... a alguien se le han atragantado las uvas antes de comérselas... jejeje. Para que luego digan que no somos un país 'competitivo, modelno y ....' Bueno, iré al grano: que no lo cambio y que así se queda... en qué estaría pensando el colega este de la pluma del cuervo... 
Transcribo con todo detalle lo leído en la primera parte del resto de pergaminos (y dale con el modo introductorio tipo 'suspense...)


Dueño y  Señor de esta noble Casa.
                                                
Si has de emprender por derecho, por necesidad o por mera y natural ambición, una Guerra que perdure en el tiempo, décadas quizás, con movimiento de tus ejércitos que acarrearán enormes costes al Reino que gobernáis, debéis tener en cuenta los consejos y normas que os detallo a continuación.
                                                                                              
Posesiones y fuerzas al inicio de la campaña.

Todas las casas, noble señor, comienzan una Campaña de Guerra con 3 ejércitos y una parcelación de cada Reino en 5 provincias, a excepción, como muy bien sabéis, del Reino Greyjoy que posee 4 ejércitos y cuenta con tres islas y, por tanto, se le cuentan tres provincias.

Todas las casas, mi señor, poseen en su Reino un punto de abastecimiento, para que las tropas puedan aprovisionarse y estén bien pertrechadas para la batalla.

Ejércitos.

Noble Señor, los tres ejércitos que gobernarás al comienzo de la Campaña cuentan con 2 unidades de Caballería, 3 de arqueros y 5 de infantería (3 del tipo inferior y 2 del tipo superior) más 2 sargentos (uno en caballería y otro en infantería).

Cada ejército es liderado por un comandante que vos designaréis entre los que tenéis a vuestra disposición y que os son leales.

A medida que reunáis puntos de ejército, podréis entrenar y crear nuevos ejércitos a los que asignaréis un nuevo comandante de vuestra confianza que lo liderará.

Los puntos de ejército se consiguen gracias a las provincias que tenéis bajo vuestro dominio (5 puntos), así como lugares de abastecimiento que poseáis de forma natural o conquistéis (5 puntos), Batallas ganadas (5 puntos) y territorios conquistados (10 puntos). Los puntos conseguidos se gastarán inmediatamente en la siguiente ronda y de no gastarlos se perderán invevitablemente.

Una casa, noble señor, no podrá tener más ejércitos que provincias. Si hubiese más ejércitos que provincias, aquellos se perderán inmediatamente.

Los ejércitos podrán moverse un territorio (provincia) por ronda. También podrán moverse dos provincias por ronda, pero los costes de este movimiento serán de 10 puntos y el ejército que se mueva de esta manera, sin el descanso adecuado, perderá la mitad de sus efectivos, que se contará de la forma más equitativa posible.


Abastecimiento de Ejércitos.

Mi Señor, se llama ‘línea de suministro’ a la consecución de provincias adyacentes unas a otras desde la provincia donde está el punto de abastecimiento hasta la provincia en la que se encuentra un ejército.

Los ejércitos están abastecidos si se encuentran a no más de tres provincias de un lugar de abastecimiento que gobernéis vos o  que gobierne un aliado.

Si la línea de suministros queda rota -es decir, si las provincias consecutivas que unen al ejército con la provincia donde está el punto de suministro, es alterada por la conquista de una de ellas por un enemigo- el ejército que se abastece de ese punto se disolverá quedando eliminado, salvo que en la siguiente ronda quede restablecida la línea de suministro.

Un ejército puede estar una ronda sin abastecimiento. Si pasase dos rondas sin abastecerse el ejército se disolverá inmediatamente y quedará destruido.

Líder de un Ejército y Sargentos.

Cada ejército es liderado por un comandante leal a vos, Señor. Sólo un comandante, nada más que uno, puede hacerse cargo de un ejército.

Si el comandante fuese capturado o eliminado en una batalla tendrá que asignarse otro comandante como relevo del anterior en la ronda siguiente; de lo contrario el ejército se disuelve y queda destruido.

A cada ejército se podrá asignar un número determinado de ‘sargentos’. Los sargentos tendrán poder para ordenar a las tropas como si fuesen comandantes, usando sus ‘cartas’ de liderazgo. Naturalmente, los sargentos, carecen de habilidades como los líderes de las Casas.

Los sargentos portan en su unidad una insignia especial (banderola de sargento propia de la Casa a la que sirven).

Si el líder de un ejército es capturado en la batalla, pierda o gane ésta, quedará prisionero en  la mazmorra de la casa del enemigo que lo ha capturado.

Pero no se perderá para el resto de la Campaña, noble señor, pues el líder capturado en batalla, puede ser liberado si se conquista la provincia donde se encuentra encerrado. También puede ser liberado si tiene éxito un plan de rescate. El plan de rescate se puede realizar una vez por ronda. Para saber si ha tenido éxito debéis lanzar un dado de 12 caras. Si se obtiene el número 12 en el lanzamiento, el líder es rescatado y regresa a comandar su antiguo ejército, quedando el comandante que lo dirigía actualmente otra vez en la reserva. Si en la tirada de dado sale otro número distinto de 12 el plan ha fracasado teniendo un coste de 10 puntos y quedando vuestro comandante reo hasta otra vez que intentéis su rescate.

También podéis pagar, como rescate, la cantidad de puntos que os proponga el Dueño y Señor de la Casa que lo tiene apresado.

Rondas durante la Campaña y Fases en cada una de ellas.

La Campaña tiene una duración de tantas rondas como decidáis de común acuerdo con los señores de las Casas que pelearán en la Campaña.

Cada ronda está dividida en una serie de fases que os son detalladas a continuación, mi señor.

Fase de Diplomacia
En esta fase, noble señor, se deben intercambiar misivas con las intenciones de los señores de cada Casa para con el resto.

Fase de creación de ejércitos
Los ejércitos recién creados no pueden moverse aunque se sitúan en la provincia que se desee del territorio en origen de la Casa.

Fase de movimiento de tropas y costes que ocasione.
Los ejércitos se mueven por el mapa bajo vuestras órdenes, con las restricciones y normas de movimiento de tropas acordadas en este códice, y si fuese el caso se calculan los costes que ocasione el movimiento.

Fase de Batallas y o Conquistas.
Los ejércitos que se encuentren en la misma provincia con tropas enemigas se enfrentarán en batalla. Del resultado de la misma se añadirá un territorio, se conservará o se perderá. También es posible tomar en posesión un territorio enemigo en el que no haya tropas o asediar un territorio sin ejército pero que posea una fortaleza cuya guarnición presenta una sólida defensa.

Fase de Resolución, organización y puntuación.
En este momento final de la ronda debéis, mi Señor, hacer recuento de vuestras posesiones, así como de vuestra puntuación preparándoos para la siguiente ronda.

Si alguien ha tenido los... esos... de leerse semejante tocho, pues igual le quedan ganas todavía de comentarlo y añadir y quitar cosas o aportar... porque, os voy a decir la verdad... en realidad el códice me lo he currado yo y puedo hacer con él lo que me venga en gana. No, no... no lo he encontrado en una baúl viejo... una burda mentira sin ninguna 'pofesionalidad'... un cuento chino... pero no se lo digáis a nadie... 'ein? ¡¡cuidaíco conmigo!!... ein... mucho cuidaíco')

Aún quedan bastantes cosas dentro de mi inmenso melón (reglas y mandangas: que si los puntos que cuesta reclutar cada unidad, que si cómo se prepara el campo de batalla... que si una hoja para el ejército de cada comandante, que si una propuesta de misiva diplomática... que si fichas que significan, puestas en el tablero, asedio o batalla o posesión de un territorio... sí, lo del melón es literalmente físico... cosas de la madre naturaleza)... pero el grueso del posible reglamento es este... Lo demás, poco a poco... que no todo son las Batallas de Poniente... o sí?

Un saludete a todos.

4 comentarios:

  1. De momento solo he jugado una partida asi que no tengo muchas ganas de jugar una campaña, lo que a mi me gustaría es que se realizara algún torneo, pero gracias de todas formas por el aporte. Por cierto, como no me he leido la entrada entera no sabía que no podía decir que lo del baúl era mentira y me temo que ahora ya lo sabe todo el mundo je, je.

    ResponderEliminar
  2. Ops... oh no! se ha descubierto el pastelllll!... jajajaja...
    ...
    pues sí, una campaña, recién salido el juego del horno, pues no, no estamos preparados para este invento... pero ya lo estaremos... JUAS... que todo llega, y cuando llegue, pues eso, a tirar del 'tablerodebatalla'. En cuanto a lo del torneo... si estás por los madriles nos encargamos ahora mismo de preparar uno, que hay alguna tienda que acepta eventos de este tipo...
    Un saludo fuerte, colega.

    Un saludo fuerte, colega.

    ResponderEliminar
  3. Sólo quiero decir que me parece encomiable la titanica tarea que os habeis impuesto en la creación de este compendio y daros animos para que continueis mejorandolo. Me gustaria aportar una sugerencia cual granito de arena del desierto de las Ciudades Libres y es el siguiente: las misivas de la fase de diplomacia en el dorso que aparezca un dibujo de un cuervo negro y debajo las palabras: "alas negras, palabras negras".

    ResponderEliminar
  4. dark wings, dark words... no sólo es una sugerencia magnífica, sino que lo vamos a poner en las misivas (en español, claro está... y la imagen del cuervo también, me parece una idea 'mu', pero que 'mu' buena)... aunque no sé si en el dorso, porque de momento no tengo claro el diseño final de esas 'cartitas'. Ahora, te aseguro que van a quedar de pm con el cuervo y esa 'perla juegodetronostotal'... 'nos' lo vamos a currar mucho porque la ambientación en un juego, a mi modo de ver, es very importante. He dicho 'nos' y no es un pronombre de esos mayestático o como se diga, sino que va a ser real que entre todo el personal, con sus 'granitos' de areno, 'nos' acabaremos haciendo la montaña (que no el Clegane, entiéndeme)... y si no, al tiempo. En cualquier caso, muchas 'zenquiu' por la aportación(el inglés me falla un 'poquitínbastante' como podrás observar (el farde del principio es eso, sólo un farde... sencillo que es uno... y 'analfainglés' también)

    Un saludete.

    ResponderEliminar