Este blog se creó, allá por Noviembre de 2010, con el propósito de comunicar la experiencia del juego 'Batallas de Poniente'.
Ahora, en su 2ª Época, tratará de diversos wargames o juegos de mesa que requieran de un TABLERO DE BATALLA entre oponentes.
Este blog se realiza y actualiza de forma altruista y sin ánimo de lucro. Todos los nombres e imágenes que aparezcan en él previamente publicados y con derechos de autor se emplean con el único fin de narrar la experiencia relacionada con los juegos mencionados así como para ambientar el relato de lo ocurrido en esas partidas.




2 nov. 2013

Trío de Poder. A modo de epílogo.

El lobo se pasó la lengua por los colmillos y aulló gozoso bajo la luz de la luna. Tras una cruenta lucha había hecho retroceder primero al león y más tarde al venado, el territorio era suyo. Sin embargo, sabía que la derrota de sus enemigos sólo era temporal: ahora mismo estarían en sus guaridas lamiéndose las heridas, preparados para salir en cuanto se sintieran lo suficientemente fuertes…


Una vez terminada Trío de Poder y con Oro ~ Hielo ~ Fuego llamando a las puertas, llega el momento de hacer inventario de una Campaña que ha durado un poco más de un año, todo un hito, parada veraniega incluida.

Partiendo de una premisa similar a la de la anterior Campaña del Norte, esto es, un mapa donde cada bando desplaza sus ejércitos conquistando territorios y entrando en combate con el enemigo, el funcionamiento de este "juego por encima del juego" ha experimentado un salto en complejidad considerable, no sólo por la inclusión de un tercero en discordia (la Casa Baratheon), sino también por la ampliación de las reglas de conquista y batalla en territorios y la introducción de la diplomacia.

La aplicación de estas mecánicas hubiera sido imposible sin disponer de nuestro foro amigo ;-), tablerodebatalla.foroactivo.com, donde en los días previos al límite de entrega de los cuervos con los movimientos de tropas y acuerdos diplomáticos al Gran Hermano Aya, había un aumento de actividad considerable, sobre todo en los momentos álgidos de la Campaña. En los subforos privados de cada Casa, sus comandantes discutían la estrategia a seguir, ya fuera para obtener el máximo rendimiento en el campo de batalla o en la firma de tratados. De esta forma, los más de veinte jugadores más o menos fijos de la Campaña jugaron casi cincuenta batallas y se firmaron dos pactos entre casas.

La idea era aumentar la experiencia jugona a través de los mecanismos que ofrecía Trío de Poder, donde Batallas de Poniente forma parte de un todo más amplio pero con reglas no demasiado complicadas y con ciertas pinceladas de rol (no se me enfaden los puristas) mediante las interacciones en el foro de la Campaña, donde cada participante se creaba una identidad propia: tanto con la fundación de su propia Casa y elaboración de su escudo, como con la obtención de puntos de victoria y poder para reflejar su desempeño en la batalla. El objetivo de la Campaña, en la medida de lo que permite un mapa limitado, era desarrollar un sistema que no siguiera un hilo conductor (batalla tras batalla diseñadas previamente) sino que las batallas surgieran o no de las decisiones que se tomaran por parte de cada bando. Se perseguía, en última instancia, enlazar una Campaña con la siguiente para que el escenario y los jugadores que permanezcan, evolucionen.
Es verdad, se trata de un plan ambicioso rayano en la utopía... Pero, en bastantes ocasiones, los hallazgos nacen de tentativas -siquiera fallidas- de intentar llegar a lo ideal, a la perfección o, sencillamente, a la locura. O quizás todo esto sólo sea una excusa para tomar cervezas en el consabido tercer tiempo…

Tras las flores (nada que ver con los Tyrell), llega el momento de la autocrítica, imprescindible para la mejora. En primer lugar se hace necesario tener en cuenta los altibajos de participación -hacia el final fueron solamente bajos- que pueden desvirtuar en ocasiones el resultado final de las batallas. El parche de usar comandantes "en modo X" evitó el desaliento Stark en las primeras estaciones mientras llegaban del Lejano Norte, pero ha quedado demostrado que esas batallas no pueden tener el mismo peso en el marcador que las disputadas por comandantes titulares de las casas involucradas. En segundo lugar, y sin ánimo de reabrir la polémica, el espinoso asunto de la reclamación Stark por el incumplimiento del tratado con los Baratheon cuya resolución influyó no poco en el desarrollo de la Campaña. En este tema hay argumentos para todos los gustos y carece de sentido repetirlos. Con el paso del tiempo lo único que me atrevo a decir es que se optó por la decisión más conciliadora que no era, necesariamente, la más justa.

Para finalizar, hemos de agradecer a los comandantes su participación en la Campaña y de esta forma darnos la posibilidad de conocer a tanta buena gente, ya fuera cerca de nuestra base de operaciones o a los que nos acompañaba en la distancia. Aunque suene a tópico, sin vosotros no hubiera sido posible nada de esto: los buenos y malos ratos en el foro, los buenos y malos ratos en las batallas y los buenos ratos en los bares ;-). Entre todos hemos conseguido formar una pequeña comunidad alrededor de nuestro Batallas de Poniente, lo más destacable de todo este ejercicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario