Este blog se creó, allá por Noviembre de 2010, con el propósito de comunicar la experiencia del juego 'Batallas de Poniente'.
Ahora, en su 2ª Época, tratará de diversos wargames o juegos de mesa que requieran de un TABLERO DE BATALLA entre oponentes.
Este blog se realiza y actualiza de forma altruista y sin ánimo de lucro. Todos los nombres e imágenes que aparezcan en él previamente publicados y con derechos de autor se emplean con el único fin de narrar la experiencia relacionada con los juegos mencionados así como para ambientar el relato de lo ocurrido en esas partidas.




18 dic. 2010

LA EXPERIENCIA DEL JUGADOR

Disculpas, amigos batalleros, por volver a publicar estas entradas que tenía en la PÁGINA de este blog 'La experiencia del jugador'... pero a efectos de ordenar las entradas y previniendo que habrá otras nuevas que aparezcan en esta 'etiqueta' que acabo de crear, he eliminado la página donde estaban y a partir de ahora aparecerán como una entrada cualquiera en el blog bajo la etiqueta 'La experiencia del jugador'. 

Un saludo, amigos. 

Aclaremos un par de cosillas antes de nada
 ¿Por qué yo aquí?  sólo te diré que me propongo pegarme al ordenador de vez en cuando para contar lo que depara esto de jugar al Batallas de Poniente. Si acaso te parece el truñaco más gordo que has podido tener a la vista, no te hagas el listillo que ya lo sabía yo antes... así que si sigues leyendo es cosa tuya y todo el rollete ese del libre albedrío...
5 de Noviembre de 2010... 4 de la tarde. Hago una llamada de teléfono a mi tienda de juegos favorita. SÍ, BATALLAS DE PONIENTE HA LLEGADO YA A LA TIENDA. Otra vez 5 de Noviembre de 2010... pero ahora son las 4,30 de la tarde (mic, mic): compro el juego. Joer, joer, joer... cómo pesa, el cajetón (igual van los 'mueltos' de las batallas aquí a presión... toos descuartizadicos). Joer, joer, joer... 80 pavos, euracos, ebros, machacantes... 80 palos... ayyyyyyy, ayyyyyyy, yayayyyyy. Llego a casa (mi mujer no ha llegado todavía... chachipiruli, un puntaco a mi favor... asín no tengo que correr por el pasillo para esquivar su mirada laser antes de que me diga ¿¿¿¡¡ QUE HAS COMPRADO OTRO JUEGO!!???. Abro el cajetorro. La cámara de fotos toa preparaíca. Comienza la sesión de fotomatón.

cajetorro con su plastiquillo... impoluto.
caja abierta... despresurización... fsssssssshshshhsss... Apolo XIII... aquí Houston... to está en orden, me se oye?... to está en orden... mecagüendiola
un reglamento... ¡¡a estudiar!!
¿planes de batalla?... ¿pa zurrarse es necesario tanto protocolo? ¡¡a estudiar más!!
aquí las fichicas... aquí un hormigo... digo, un amigo
mogollón de fichicas... de momento no hay 'mueltos'

el tablero desplegado arriba y to el cotarro abajo

las cartas
estos son los soldadicos de plástico... tan quieticos... luego por la noche, cuando todo el mundo duerma, ellos saldrán de la caja y comenzarán a darse leña (según teoría 'Toy Story').
aquí la foto finish... se acabó el fotomatón.
Pues esto es todo... por ahora.

Por cierto que menuda leche esto de tener que montar las miniaturas en sus bases... pero no importa: trae sus 'intruciones' de montaje... una coñamarinera... mecagüendiola...

Saludos desde Poniente y Moliente.


6 de Noviembre de 2010

Si quieres saber si tu matrimonio es sólido, si el amor que os unió podrá con todas las dificultades y adversidades que le persigan, hostiguen y atrapen, hazte con este juego y luego dedícate a sacar los componentes de la caja, destroquelar las fichas y pegar las miniaturas en sus bases asegurándote de que se cumplen estos cuatro factores:
aquí los dos ejércitos en plan 'colegueo'... dentro de poco se atravesarán con lanzas y se decapitarán... pero eso no tiene por qué impedir el buen rollete y unas birras al terminar la peleilla.

   1) la mesa del salón y el salón en sí mismo, han cambiado de aspecto (el 'camino de mesa', ese trapillo que ahora ponen las titis, alargado que no cubre nada más que el centro (el pañito de mi abuela era un clásico, estilo retro total), los marcos con sus fotos y los adornos megachachispirulis de la muerte que hay sobre ella, se mezclan en un amasijo con las fundas de plástico del juego, con la caja de cartón, con las fichas destroqueladas, con las planchas donde estaban, con las miniaturas y las bases y el pegamento que has dispuesto en ese estilo que llamas 'tu orden personal' y, por supuesto,  ese trapo u hoja de periódico que sirve como precaución para que la mesa no se dañe cuando uses el pegamento (no eres tan estúpido de trabajar sobre la mesa increíble del salón, leñe) que, al final de la noche, pasa a ser el trapo u hoja para tratar de limpiar el pegamento que ha caído en la mesa.
las miniaturas no dicen ni pío, pero luego a la noche (teoría Toy Story) se van a cagar en mis muelas, por pegarles semejante truño en los pies.
2) las horas pasan, la tarde avanza, se aproxima la noche y, ¡oh, cielos! la cocina, que es una de las partes del trato (que qué trato... pues ese ese trato que se hace un momento de debilidad para equilibrar la responsabilidad de las tareas domésticas... sí, ya lo sé soy un maldito esquirol), desde el mediodía sigue sin recoger.

3) después de la cena (que no has preparado tú, por supuesto), sigues con la escafandra puesta, recogido en tu refugio en el Himalaya: yo y mis azarosas circunstancias espirituales...

4) por la noche, ya en la cama, tú te llevas las 'intruciones' para empollártelas, como si fuese el 'importantísimo' informe del curro, la póliza del seguro de la casa o ese libro que te recomendó ella 'La sombra del viento'... de todas maneras da igual, a ella le dolerá la cabeza, con que... pues eso.
aquí los Lannister... machacadlos, degolladlos, sacadles las entrañas y que se pudran al sol... pero no quiero juego sucio, con deportividad, señores
Bien, compañero del metal, si a estas alturas ella no te pide el divorcio es que lo vuestro durará hasta el fin de vuestros días.

Un saludete desde Poniente.

10 de Noviembre de 2010

Siguiendo el ritual del juego nuevo, 'del chiquitín' que entra nuevo en la casa, con todo mi mimo y mi delicadeza, mu digno yo en el salón inmaculado, dispuse el tablero para jugar el segundo escenario que propone el juego: 'Afrontar las consecuencias'. MaredeDeuBlanqueta... que dicen por Valencia... 1 hora de reloj para colocar el escenario: que si abrir el tablero, que si me equivoco de lado y pongo el B en lugar del A, que si le doy la vuelta, que si mi mujer me dice que 'con todo lo que hay que hacer y tú perdiendo el poco seso que tienes en el jueguecito', que si coloco los hexágonos de terreno, que si el río, que si me hago el loco y como si no fuera conmigo el comentario, que si las casitas (qué bonicas que son), que si ahora las tropas cada una en su hexágono correspondiente, que si me equivoco de hexágono, que si palante que si patrás, que si ahora el color del estandarte en cada unidad, que si me equivoco y coloco el león en los blancos y el lobo en los rojos, que si lo cambio (como de verdad por la noche los soldadicos de plástico se pongan en danza, se van a mear de risa a mi costa), que si era verde y he puesto azul, que si ahora coloco las cartas, que si descarto los comandantes que no son, que si barajo el mazo, que si las fichas de órdenes por un lado, que si las de enfrentamiento por otro, que si la barra de moral con su fichica de marcador, que si el marcador de ronda con su fichica para contar, que si el resto de cartas... me quedo sin aire sólo de escribirlo, con que imagínate colocándolo... aunque, qué bien lo pasé, leñe, pensando en la somanta de leches que se iban a dar en un ratejo los 'bichos' estos. Bueno, pues ya terminé. Ya tengo el tablero preparadico. Ahora a jugaaaaaaaaal. Bien, pues en otra hora ya tenía todo el 'pescao' vendido. Los Stark, de pura chorra, ganan a los Lannister... y ya van 2 a 0, porque en la primera partida, la de 'CHOQUE EN EL CAMINO REAL' también ganaron por goleada. Un poquito más tarde, después de recrearme haciendo un flashback de la partida,, muy digno yo, muy serio, 'mu pofesional', otra vez recojo todo el mondongo, las fichicas a su lao, los soldadicos en otro, por aquí esto, por aquí lo otro... el caso es que luego vendrían, después de comer, una compañera de mi mujer y su novio, con lo que había que recoger el invento, porque: 1º...¿qué hace un tío hecho y derecho, serio, bien considerado, trabajador, jugando a cosas de críos? (qué 'innorancia'... que diría Sócrates, o era mi antiguo jefe... ya no me acuerdo) y... 2º... encima juega SÓLO, el Capitán Telaraña este... la monda.

Un saludo desde las playas turísticas de Invernalia.

11 de Noviembre de 2010

Le he comprado unas fundas de plástica a las cartas. 100 fundas en 2 bolsas, a 2,50 cucas cada una, 5 euracos (el plástico debe fabricarse en los Emiratos Árabes...).
Bueno, pues aquí que el menda, a poner fundicas. ¡¡Enfúndenme 100 cartas!!  ¡¡SÍ SEÑOL!! ¡¡A LA ORDEN, SEÑOL¡¡. Todavía me sorprendo... como me debe gustar este rollo que soy capaz de estar más de media hora poniéndoles el chubasquero a las cartitas. Mi mujer se acercó y observó las cartas. Dios, tenía cara de interés, estaba atenta, mirándolas fijamente, cogió una y la tuvo en la mano unos cuantos segundos, le dio la vuelta, la volvió a girar otra vez y dijo: qué monas quedan'. Y luego la dejó en el montón y se piró...

12 de Noviembre de 2010

Este finde, mi hija lo pasará con nosotros. Cuando llegó a casa y vio el cajetorro, preguntó ¿qué es esto, papá? Un juego, hija. Ah. Y de qué es. Pues es de estrategia: mueves tropas y haces uso de un plan aprovechándote del terreno y de tus fuerzas para ganar a tu rival en el juego. Mmmmmh... o sea, que es un juego de esos de matar, no? FIN DE LA CONVERSACIÓN.

13 de Noviembre de 2010

Mi hija está sentada frente a mí. El tablero con las tropas posicionadas entre nosotros. Todo preparado para empezar... ella dice: Papá, esto es un rollo... además tú tienes la carta con el más guapo... Al final acabo jugando yo sólo una partida, mientras ella a mi lado va haciendo familias con los 'muertos' de la Batalla que voy retirando del tablero...

14 de Noviembre de 2010

Ya conté que puse fundas a las cartas... aquí dejo unas imágenes de qué aspecto tienen. Es muy recomendable enfundarlas... por lo que pueda pasar... especialmente si hay niños en la casa... ya sabemos que son capaces de lo más insospechado.
muy monas, con su funda... jeje.
las que están en primer plano no llevan la fundica.
Una vez puestas las fundas hay que manipular la baraja con sumo cuidado si no quieres que salga disparada de entre tus manos como un pescadito resbaladizo... sé muy bien lo que te digo, compañero ;-)

18 de Noviembre de 2010
Cómo hacer que en el 'cajetorro' de este juego entre toda la parafernalia que contiene una vez que destroquelas y quitas fundas de plástico y pegas las peanas a las figuras...

Bien, fíjate en las fotos.

En el interior de la caja hay un 'cartón separador' con la imagen que hay en la tapa pero monocromo (en colores 'caféaguachirri') que debes doblar justo al contrario, de manera que quedarían dos huecos laterales y un hueco central 'oculto'.


Aquí lo tenemos... el hueco central para los hexágonos de terreno, la ficha de iniciativa, las barras de moral y rondas y las insignias del 'perro y el gato'


 
¿te das cuen? En el tupperware de la tapa verde están los estandartes (otro día te hablaré de ellos, que dan para otra entradeja de estas) En el de la tapa naranja están las 'fichas de orden'. Más arriba del tupper de la tapa verde están las cartas con sus fundas y en los huecos que quedan a los lados algunas bolsas con el resto de marcadores y los dados.
En el otro lado están las tropas, toas revueltas (qué indecencia)... tengo que buscar una cajita de esas con separadores para que las lanzas no se queden echas un guiñapo (los piqueros lannister parecen pescadores al lado de los ríos con su 'cañita de pescar'... qué desastre). De momento se quedan ahí calenticos.

Y en el centro queda un separador que contiene por debajo los hexágonos de terreno y la ficha de iniciativa y las insignias Stark y Lannister.

Si quitamos los tupper y las fichas y los dados y las cartas (joer, to lo que hay que quitar)... pues podemos levantar  el cartón y usar el espacio central interior. 

Y esto es todo por hoy en Bricobatallas de Poniente. Hasta otro consejo, amigos.

Saludetes.

20 de Noviembre de 2010
Hoy me he levantado resfriado, con un cuelguecongestióncraneal brutal (rima... soy un poeta). Pues bien, con la cabeza como una caja de resonancia (vacia, vacía... eco...ECO...ECO) se me ha puesto en los pelenguendengues que voy a tunear las figuras... sí las voy a pintar (los polvillos estos que estoy tomando para el resfriado deben tener alguna droga dura) ... no sé muy bien cómo se hace, pero no importa... en internet está todo, es la 'enciclopedia totá'... asín que me voy a poner manos a la obra y me voy a cargar las minis del juego que me costó 80 palos... Soy un macho, soy un valiente... joer, toma ya pandereta.


Todo esto viene a raíz de las miniaturas tan molonas que pinta el personal por ahí... y me he dicho, tío, si ellos pueden tú también puedes... así que, lo dicho... Bricobatallas de Poniente en un nuevo capítulo de: CÓMO JODER UN JUEGO EN UNA MAÑANA. 


Voy a empezar con los Lannister (que les tengo gato... por lo del León... no te creas) y además por la Guardia Lannister y además por los escudos de la Guardia Lannister y además por el último de la fila de arriba que es el más facilongo... asín que aquí te muestro mis diseñosdelamuerte que ni sacados del maletín de la Señorita Pepis.
Con un rodillo pinto yo esto en un pis pas.
Lo del 20 de Noviembre y el rojo y gualda es pura casualidad, ein?... te lo juro por la revolución rusa.

Aquí se ven hasta chulos.. a que sí? Ahora bien... seré capaz de pintar esto en los 2 milímetros cuadrados que tiene la superficie de los escudos... me cargaré las minis? me saldrán callos en las nalgas y se me hincharán los ojos? 


Un saludo, frikibatalleros.

24 de Noviembre de 2010
Los estandartes han empezado a deteriorarse... así que he tomado la determinación de dejarlos puestos en los mástiles y no separarlos... si en alguna batalla tengo que desmontar uno, pues lo desmonto y coloco el que tenga que poner... porque se me están rompiendo... sip... (amigo batallero de poniente, te lo digo muy en serio: hazme caso... 'colegadelamuelte') ATENCIÓN, ATENCIÓN... LOS ESTANDARTES ME SE ESTÁN JOIENDO, ME SE ESTÁN JOIENDO... el cartón se está separándose en laminillas... Pero no hay que preocuparse... aquí está BRICOBATALLERO con su solución de la semana:

1. Deja los estandartes ya colocados en sus mástiles y guárdalos en un tupperware de esos de meter en la nevera para el choricico (pero limpia antes la grasilla esa rojica que suelta el choricete, que si no todos los rangos van a ser rojirris)

te das cuen? aquí los ves tal como los guardo... ya puestos en los mástiles y dentro de un tupper totaldelamuerte. Además de que así se dañarán bastante menos, conseguirás acelerar la preparación de la batallica que vayas a jugar.
2. En el caso de que sea demasiado tarde y tengas alguno 'chunguito', intenta unirlo y componerlo aplicando con un pincel un poco de latex concentrado (o sea, pegamento o cola blanca)... cuando seca se queda como una piedra y el pegamento queda totalmente transparente y brillante... por lo que además podrás presumir de BRILLO Mr Proper... pues eso... 

Un saludo, amigos.

27 de Noviembre de 2010
He empezado a tunear el juego y... notición... no la he diñado... EXTRA¡¡ EXTRA¡¡ EL TIPEJO COLGAO POR EL BATALLAS DE PONIENTE NO LA HA DIÑADO¡¡... EXTRA¡¡¡ EXTRA¡¡¡ NO SE DESCARTA QUE EN EL FUTURO META EL ZANCO HASTA LA INGLE¡¡¡ EXTRA¡¡¡ EXTRA¡¡¡ 
En casa ha habido cierta expectación...mi mujer se reía entredientes pensando que los 'muñequitos' (una denominación de las figuras ciertamente despectiva que atribuiremos a su ignorancia, pues salta a la vista que son Soldados, Guerreros, HOMBRES LEALES DISPUESTOS PARA LA BATALLA... pero muñequitos... en fin...) iban a quedar para el arrastre. 
En realidad sólo he pintado el escudo (que es lo más fácil) con lo que quizás ella esté en lo cierto y finalmente estos 'salvajes guerreros de la muelte' queden hechos una piltrafa (todavía  no ha dejado de sonreír irónicamente cada vez que me ha visto con el pincelico en la mano... 'miedomeda') 
Aquí los tienes... 'qué bonicos'... qué obedientes... ni se movieron mientras los pintaba
Estos son los materiales del 'tuneo'
Mi hija me dijo 'cómo molan papá' son geniales (los elogios de tus pequeños retoños siempre son magníficos... no hay segundas intenciones... jeje) y con uno de los soldados en la mano continuó diciendo... me encantan... son de España, verdad? me los dejas para jugar a una fiesta?... 

...El ARTISTA será siempre un ser solitario e incomprendido en su genialidad... gasp. 

Saludos, amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario