Este blog se creó, allá por Noviembre de 2010, con el propósito de comunicar la experiencia del juego 'Batallas de Poniente'.
Ahora, en su 2ª Época, tratará de diversos wargames o juegos de mesa que requieran de un TABLERO DE BATALLA entre oponentes.
Este blog se realiza y actualiza de forma altruista y sin ánimo de lucro. Todos los nombres e imágenes que aparezcan en él previamente publicados y con derechos de autor se emplean con el único fin de narrar la experiencia relacionada con los juegos mencionados así como para ambientar el relato de lo ocurrido en esas partidas.




1 dic. 2011

BATALLA DEL BOSQUE NEGRO. Crónica y reflexiones_by Ser Kelemvor

La preparación

Épica, enorme, con tiradas absurdamente buenas, ciclópea, inmensa e intensa, sangrienta, con tiradas absurdamente malas, maratoniana, agotadora, estimulante… todo a la vez y no necesariamente en ese orden.
Se me acaban los calificativos propios -y alguno fusilado oportunamente a Lovecraft- para describir la Batalla del Bosque Negro acaecida el pasado 27 de noviembre, colofón a las Jornadas de puertas abiertas de 7º Grado.
En plena preparación del tablero de juego.
La cosa empezó masificada, nos juntamos nada menos que seis jugadores ansiosos de zurrarnos a lo largo y ancho de Poniente. Por los Lannister (y Tribus del Valle) Lady Susan, Ser Aya, y Ser Tarus. Por los Stark (y Tully), Ser Gran Moff Tarkin, Ser Lee y un servidor, Ser Kelemvor para quien no lo sepa a estas alturas.
Después de un buen rato de montaje (me remito al post  ... y la MEGABATALLA DEL BOSQUE NEGRO se libró) los dirigentes de cada Casa parlamentaron por separado para elegir los comandantes y tropas que formarían cada uno de sus ejércitos.
Los Lannister decidieron una estrategia a tres comandantes con el ejército principal, Gregor Clegane, Daven Lannister y Addam Marbrand que les daba algunas unidades extra y dos comandantes para las tropas del Valle: Shagga y Chella. 
El ejército constaba en total de 22+11 = 33 unidades.

Por su parte, los Stark optaron por una estrategia a dos comandantes (esto parece la fórmula 1) para las tropas norteñas: Eddard Stark y el Pequeño Jon y otros dos para las tropas ribereñas: Edmure Tully junto con Marq Piper. 
El ejército constaba en total de 17+11=28 unidades.



Vista la cantidad nada despreciable de unidades (61), se decidió que una vez situados los comandantes, el resto de unidades se desplegarían de tres en tres para agilizar un poco el proceso con el fin de terminar antes de la hora del té y tal.
Una vez hecho el sorteo de la iniciativa, favorable a los Stark, el combate estaba listo para empezar.

La batalla. Parte I

Los primeros turnos de movimiento frente a un ejército tan grande no dan para demasiadas florituras, la prioridad es orientar las tropas lo mejor posible hacia los objetivos puntuados del escenario. En el caso de las tropas Stark, traspasar el obstáculo del río ordenadamente conservando al grueso de la caballería en el flanco izquierdo vigilando a la gente del Valle. Los Lannister optaron por ir reduciendo su distancia con los Tully en una tierra llena de pantanos que reducía la maniobrabilidad de su ejército, siempre vigilantes ante un posible ataque de sus diestros arqueros. Gracias a ellos, la gente de los Ríos lo tiene un poco más fácil para proteger su zona, aprovechando la habilidad de fuego indirecto sus arqueros no tienen por qué estar en primera línea. Sus comandantes, eso sí, han de permanecer vigilantes ante una posible pinza que formen los dos ejércitos enemigos puesto que las tropas aliadas, aun de caballería, se demorarían bastante en llegar. 
Los Tully, se apostaron para esperar al enemigo.
Por su parte, las Tribus intentaron bloquear un posible avance del flanco izquierdo de los Stark. Para evitarlo, Pequeño Jon movilizó a casi toda la caballería norteña y se lanzó a por la gente de los Valles. En una dura batalla, pudo acabar con el grueso las fuerzas enemigas a pesar de que Shagga acudió a apoyar a su gente y, a pesar de que consiguió acabar con varias unidades norteñas, la amenaza del bloqueo había quedado conjurada.
Los norteños en pleno proceso de despliegue
Ante una señal tan clara y lo avanzado de la hora, los comandantes que quedábamos (Lady Susan y Ser Lee se habían ido previamente por un compromiso) decidimos que era el momento perfecto para una pausa con el fin de comer y reponer fuerzas.


El descanso (merecido) de los guerreros

De camino al bar, como estaba malignamente  previsto en las normas para juego cooperativo, hubo algunas diferencias de criterio entre los comandantes resumibles en: “yo lo hubiera hecho mejor de otra manera”. Como somos gente civilizada, la única consecuencia fue un enriquecedor intercambio de opiniones. Una vez sentados a la mesa con sendos bocatas de calamares homenaje a los Greyjoy -¡¡¡queremos expansiones con nuevas Casas independientes yaaaaaa!!!- la conversación derivó rápidamente a otros juegos como Gears of War o Dust Tactics o los más veteranos Cruzada estelar o Space Hulk porque no todo va a ser Batallas de Poniente.
Nunca leas este report sobre las 13'30 horas y
sin haber desayunado o almorzado en condiciones...
porque dejarás de hacer lo que tengas entre manos
para, tras observar semejante obra de arte underground,
piraaaaaaaaaaaarte para meterte entre pecho y espalda
uno de estos 'homenaje a los Greyjoy' que ves aquí arriba...
... jjejejeje...

La batalla. Parte II

Con energías renovadas y evitado el sopor pre-siesta con un oportuno paseo digestivo, nos sentamos de nuevo ante el tablero, perdón, los tableros.
El Pequeño Jon decidió enfriar el, hasta ese momento, punto más caliente de la refriega retirando sus tropas de las cercanías de Shagga y sus hachas, acercándose peligrosamente –para los Lannister, se entiende-, al punto de control central. Poco más pudo hacer, aparte de seguirles con la mirada, el poderoso pero lento líder de los Grajos de Piedra. En estos momentos los comandantes Lannister llegaron para liderar el asalto a las posiciones Tully. Addam y Daven junto a varias unidades acudieron para apoyar a las caballerías que ya habían entrado en combate en rondas anteriores. El comienzo de esta ofensiva no les fue nada mal: causaron numerosas bajas y a punto estuvieron de capturar a Marq Piper.
En la izquierda puedes apreciar el acoso Lannister sobre las posiciones Tully... mientras
que en el lado derecho de la foto, las tribus diezmadas lanzan también su caballería sobre
el contingente de la trucha.
Picados en su orgullo y con el apoyo inestimable de los Arqueros de arco largo (que se comportaron de manera impecable todo el enfrentamiento), la gente de los Ríos consiguió frenar en gran medida el ímpetu de los asaltantes. Sin embargo el trabajo se les acumulaba: Chella con sus Orejas Negras también había llegado y hostigaba a sus tropas por el otro flanco aprovechando la distracción creada por el otro ataque. Sus primeras embestidas fueron exitosas causando bastantes bajas. A continuación, los Tully, consiguieron reorganizar su formación aunque no consiguieron expulsarlos.
Eddard, por su parte, tomó la posada con la vista puesta en el punto de control cercano ya al alcance de su mano.

Las tropas Stark toman la posada del Bosquenegro.
Antes de hablar de las últimas rondas, es imprescindible hacer notar la gran superioridad que obtuvieron los Stark en ellas gracias a la táctica de las cartas de Marq Piper la cual, a cambio de dos cartas de liderazgo, permite vaciar prácticamente la reserva de fichas de orden de los contrincantes y doblar efectivamente la propia. Con esa desventaja la partida se les puso muy cuesta arriba a los Lannister.
Las unidades de caballería norteña se dirigieron hacia el centro del escenario con un doble objetivo: capturar el punto de control de la zona y hacer del todo imposible que Shagga los alcanzara. Éste, al ver que nadie quería jugar con él, reunió bajo su estandarte a los pocos Hombres Quemados restantes para defender el objetivo de victoria cercano, al lado de los edificios.
El pequeño Jon Umber, con su caballería, le dirige al punto de control situado en el bosque. mientras
Lannister y Tribus acosan a los Tully.
En el frente Tully se produjo un hecho significativo pues Daven Lannister, cuya unidad había sido previamente debilitada por ataques a distancia, fue capturado por la infantería ribereña. Este revés provocó que los líderes de las Tierras de Occidente cambiaran de estrategia que trasladaron su atención (y sus tropas) hacia la Posada del Bosquenegro con el fin de disputar su dominio a los lobos. Mientras que realizaban estas maniobras, llegó otra mala noticia a los de Roca Casterly: Edmure había logrado capturar también a Chella y acabar con toda su caballería así que ocuparon ya sin oposición el punto de control de su zona.

Primero Devan Lannister (foto de la derecha) y Luego Chella (foto de la izquierda)
cayeron heróicamente.

El Pequeño Jon y sus muchachos también tomaron y aseguraron el objetivo en el centro de la batalla, sin perder de vista los duros enfrentamientos que iniciaron en las cercanías de la posada la infantería aliada. La ofensiva se inició muy bien, consiguiendo eliminar la vanguardia de piqueros Brax ahí apostados y haciéndose con el punto de control. 

La llegada de los comandantes Clegane y Marbrand permitió a los leones recuperar el objetivo. Sin embargo, los Lannister habían agotado todos sus recursos de mano y estaban a merced de sus enemigos quienes, a pesar de tener la batalla ya ganada, consiguieron reconquistar ese punto de control durante el último turno de la última ronda en un ataque agónico.
Momento final de la partida, en el que la caballería Stark, reconquista
el punto de control cercano a la posada.

El Norte había triunfado. 


Las reflexiones post-batalla

-      Modestia aparte, las reglas para más de 2 jugadores funcionaron bastante bien, incluidas las referidas a los “cuervos mensajeros”. Si nos ponemos a hilar fino, se podría ajustar algo la mecánica de los turnos en caso –cómo se daba en esta batalla- de que los jugadores aliados manejen ejércitos de tamaño significativamente distinto.
-      La táctica de las cartas de Marq Piper es muy desequilibrante es un escenario con estas características. Durante las rondas en que pudimos emplearla dejamos muy tocada la capacidad de mando de los oponentes.
-      Los Arqueros de arco largo Tully cumplieron las expectativas y se mostraron tremendamente poderosos. Aprovechando las cartas de unidad llegamos a desplegar 4 unidades (y las mantuvimos bien juntitas). Gracias a las colinas de la zona su poderío ofensivo no estuvo limitado por la línea de visión.
-      La moral en un escenario así puede ser decisiva. Con tantas unidades está sujeta a muchas fluctuaciones. De hecho, se alcanzó la victoria instantánea por moral, pero decidimos obviarla y negar esa posibilidad.

Genial... eh?... pa' la próxima, no te lo pierdas y arrejúntate' para jugar con los Juramentados de la Casa Quill'... no te vas a arrepentir... jejjejejeje...

Gracias Ser K, compadre, por este repor de PM (de PriMera)... como las reglas cooperativas ;-)

Un saludete :-)

5 comentarios:

  1. Estupendo resumen, sí señor. :)

    Y una gran batalla. Eso sí: la próxima vez ¡sus vais a enterar! Amos anda... ¡grrrrr!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado el resumen, una lastima que nos tuvimos que ir, pero un día repetiremos, y hasta con nuevas batallas, y con la hermandad sin Estandartes, podemos hacer que los 2 dos ejércitos los intenten sobornar y así unirse a cualquiera de los 2 xD.

    ResponderEliminar
  3. Repetiremos (vengaaaaanza... jejjejejej), aunque con una versión mejorada, después de detectar algunos errores en el diseño del mapa y alguna 'excesiva ventaja' en las tácticas de Marq Pipper. Y también estoy ya dándole vueltas a otro escenario donde uno de

    La idea esta de la Hermandad mola mucho, Lee... así que ya haremos algo al respecto... fíjate que con una simple tirada de dado podemos decidir en el mismo momento del despliegue, a qué Casa se alía y cuándo y por dónde entrará en el tablero de batalla... bueno... ya veremos... jejejejej... que se me va la cabeza.

    Un saludo fuerte a los dos, compañeros. :-)

    Un saludete amigos.

    ResponderEliminar
  4. Osti' se me ha quedao' cortao' el primer párrafo. Trataba de decir que estoy dándole vueltas a otro megaescenario' con un claro atacante y un claro defensor... además de incorporar una zona elevada amplia en el mapa... :-)

    Otro saludete

    ResponderEliminar
  5. Nada nada, Marq Piper si se tiene que usar eh! que me ha encantao xD.

    ResponderEliminar